Jardín de hadas

No recuerdo cuándo vi que una amiga publicó en facebook  un video sobre cómo se hace un jardín de hadas y, en ese mismo instante, decidí que en mi próxima aula habría uno, así que me puse a pensar y, una vez tuve claro dónde lo haría y cómo lo quería, me puse manos a la obra.

Pensaba hacer la casita con palitos que recogiera en el campo o con restos de cañizo pero un día, sin buscarla, vi en una tienda una casita para pájaros y sólo tuve que pintarla y “arreglarle” el tejado y la ventana y, ¡ya estaba lista!

El resto vino rodado pues ya tenía una idea de las plantas que iba a poner y las piedrecinas con las que iba a hacer el camino, pero a veces encontraba cosas (como el cubo de madera o la rama con el hongo) y las guardaba para añadirlas.

Os muestro la secuencia de la elaboración. Es mucho más sencillo de lo que pensé en un primer momento y el resultado es maravilloso.

Algunas de las plantas se han muerto (no sé si por escasez o exceso de agua pero, cuando esto pasa, las repongo y todo sigue igual de bonito)

El primer día de clase les conté a los dos grupos que era el jardín de las hadas de las estaciones y que ellas estaban dormidas dentro de la casa, por lo que no se las podía molestar; y, salvo un intento de llamar a la puerta de la casina, de un niño que quería conocerlas, no ha habido más acercamiento, excepto para observarlo y admirarlo.

Os muestro cómo lo hice.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Mi calendario perpetuo

A lo largo de los dos cursos anteriores, me he dado cuenta de que algunas niñas y niños no eran capaces de seguir el calendario de líneas que utilizábamos en clase, les costaba entender que, una vez acabada la línea de una semana, había que empezar por la izquierda en la siguiente y, después de pensar y leer mucho, llegué a la conclusión de que la manera más sencilla para entender el paso del tiempo es creando un calendario circular, ya que, excepto los días que van pasando y ya no vuelven más, todo es cíclico y se vuelve a repetir como “dando vueltas”.

Por ello, y como no me acababa de convencer ningún calendario de los que he visto en internet (y, como, además, me encantan las manualidades y la pintura), decidí diseñar y hacer el mío propio. Así que pensé y pensé, y dibujé e investigué y aquí está el resultado.

Os pongo sólo las secuencias de fotos pero, si alguien quiere, más adelante haré un tutorial con explicaciones.

Espero que os guste.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Taller de hadas

Mis compañeras Yobana, Fátima, Yolanda, Mirian, Nieves, Lourdes (que ya no está en el cole) y Noemí (que ha hecho prácticas en el Aula Abierta), tenían interés en conocer lo que he aprendido en los cursos de iniciación a la Pedagogía Waldorf, así que organicé una charla informal una de las tardes que vamos al cole y les conté como pude lo que me enseñaron en los cursos y cómo lo ponía en práctica en clase.

Además de los cuentos, una de las cosas que más les llamó la atención fue la “mesa de la estación”, especialmente, las hadas. Así que decidimos organizar un taller de muñecas y otro de hadas.

La semana pasada nos introdujimos en el trabajo de la lana haciendo enanitos de lana cardada y fieltro pero no tuvimos tiempo de terminarlos (ni hice fotos), así que los acabaremos otro día; y hoy hemos organizado un taller de hadas Waldorf que ha sido muy gratificante.

Compramos los kits para hacer las hadas que habíamos elegido en el Atelier “De mi casa al mundo” y, una vez que ya estaban aquí, nos pusimos a ello.

Todas pensábamos que nuestras hadas nos iban a salir horribles pero el resultado ha sido maravilloso.

 

 

Mi hada del Verano (aunque no es definitiva; no me gusta ese color de pelo y quiero que lleve algo en las manos – ya veremos cómo resulta ser al final…):

IMG_1557

La semana próxima aprenderemos a hacer muñecas de fieltro y lana cardada y, si nos da tiempo, terminaremos los enanitos.

¡Qué pena haber empezado tan tarde…!

Cómo he hecho nuestra hada de la Primavera

A muchas personas le gustan las hadas de lana peinada que hago para clase y, como los tutoriales que he visto en internet lo explican muy deprisa, y están hechos por personas expertas, pensé que estaría bien enseñaros cómo las hago yo, que acabo de empezar, y cómo resuelvo las dificultades que se me presentan.

Son muchas las fotos que os voy a mostrar pero creo que así es más fácil ver todo el proceso.

Comenzamos.

Yo compro el kit para hacer el hada en la web “De mi casa al mundo”. Vienen con todo lo necesario para hacer cada hada (lanas de diferentes colores, limpiapipas, agujas de abatanar, hilo para colgarla y un pequeño adorno) y un folleto explicativo sobre cómo hacerla pero podéis comprar los materiales por separado y así podéis elegir los colores que os gusten, aunque, si sólo queréis hacer una, os resultará más caro.

Además de todo lo que viene en el kit, necesitareis una superficie blanda (esponja grande, foam, alfombrilla…) para poder trabajar sobre ella.

Empezamos haciendo la cabeza, que es la parte más importante, y el cuerpo.

Deshacemos el nudo de lana blanca y separamos un mechón de unos 2 cm que reservamos para más adelante..

Con la cinta de lana más gruesa, hacemos un nudo que debe quedar centrado y, si bien tiene que estar apretado, no lo forzamos demasiado.

A continuación, juntamos las dos partes tapando el nudo como se ve en la foto:

Cogemos una tira fina de la lana que habíamos separado y la pasamos por debajo del nudo, marcando así el cuello. Atamos la cinta por la parte de atrás con un nudo o dos.

Ya tenemos la cabeza y el cuerpo.

Apartamos nuestra hada porque ahora vamos a hacer los brazos.

Para ello, necesitamos el limpiapipas y la lana blanca que teníamos apartada. Es una de las cosas que más me cuesta y que menos me gusta cómo queda. Al final, he encontrado una manera de hacerlo que no queda demasiado mal pero tengo que perfeccionarla porque sigue sin gustarme demasiado.

Cogemos el limpiapipas y lo doblamos por la mitad, enrollándolo un poco por el centro (esta parte es la que encajaremos dentro de la cabeza para sujetarlo).

De la lana blanca que nos sobró, cogemos una tira de unos 4mm de ancho y vamos enrollando el limpiapipas hasta cubrirlo. Yo empiezo desde aproximadamente 1 cm del borde hacia afuera, doblo la punta y vuelvo a enrollar desde el principio hasta el centro. En este punto, enrollo un poco alrededor de la doblez y hago el siguiente brazo de la misma forma. Así me resulta más fácil y no tengo que unir hebras.

A continuación, cogemos una tira de color para hacer las mangas del vestido. Yo he cogido de dos colores pero puede hacerse sólo de uno. Lo bueno de este kit es que trae lana de sobra. Empezamos a forrar dejando las puntas blancas ya que son las manos. Esta lana nunca debe cortarse con tijeras pero, como me sobraba demasiada y no podía cortarla bien con las manos, decidí usar el “objeto prohibido”…

Volvemos a tomar el cuerpo de nuestra hada y separamos un poco las dos partes que anteriormente unimos. Introducimos el limpiapipas entre las dos partes, poniéndolo de manera que los brazos queden bien colocados.

Aquí metí la doblez en el hueco de la cabeza pero, como es bastante difícil, se puede dejar hacia abajo pues la sujetaremos después al hacer la cintura.

Volvemos a unir las partes y, con otra tira fina de lana blanca, rodeamos la cintura, sin presionar demasiado, haciéndole un nudo a la cinta por detrás. Ya tenemos el cuerpo terminado.

Ahora vamos con el vestido.

De la lana de color, cogemos un poco más de la mitad (siempre hay de sobra) y hacemos un agujero en el centro con los dedos para que pueda pasar la cabeza. Se lo colocamos y, con una tira de lana de color (yo he cogido de tres colores) le hacemos un cinturón algo más ancho que el blanco y lo atamos por detrás.

Para que quede bien sujeto, lo pinchamos con la aguja de abatanar más gruesa, sin miedo pero con cuidado de no pincharnos los dedos (para que la lana se entrelace bien, hay que pinchar con la aguja de abatanar un poco inclinada)

Con la aguja más fina, peinamos un poco el vestido y colocamos el escote.

Ahora llega, a mi parecer, la parte más difícil: el pelo.

En las instrucciones dice que pongamos la tira de lana que quede igual de larga a cada lado y esto está bien si se quieren hacer dos coletas o trenzas pero, si se quiere dejar la melena a un lado, es mejor empezar colocando la punta de la tira a un lado de la cabeza.

Como, una vez más, hay demasiada lana del color del pelo, cogemos algo más de la mitad y se lo vamos poniendo pinchando alrededor del cuello. Os pongo toda la secuencia de fotos para que lo veáis bien. Como veis, el flequillo se fija también pinchando.

Ya os he dicho que es la parte más complicada pero, con la práctica, queda cada vez mejor. Para adornar el pelo, le he hecho una trenza con tres tiras muy finas de color que le he colocado haciendo un nudo y pinchando por detrás. Las puntas que sobraban las he escondido debajo del vestido puesto que no se verán después, y con las pelusas que me sobraban de peinar el vestido, he hecho una bolita y, pinchándola bien, he conseguido hacer una flor (que también he fijado pinchándola) y tapar los agujeros de los pinchazos del pelo que no me gustaban nada.

Para que nuestra muñeca sea un hada de verdad, necesita alas:

Cogemos la mitad de la lana verde y, sujetando fuerte por los extremos, la partimos a su vez en dos y las alisamos con las manos.

Cogemos una de las alas y la colocamos en la espalda de nuestra hada de forma inclinada pero centrada y pinchamos en el medio para sujetarla bien (recordad: la aguja un poco inclinada y cuidado con los dedos).

 

 

A continuación, colocamos la otra ala cruzándola por encima de la anterior y volvemos a pinchar bien.

Para terminar, metemos el hilo en una aguja de lana que tengamos (si no tenemos, habrá que comprarse una) y hacemos un nudo en una de las puntas. Introducimos la aguja en la base de la cabeza y la sacamos por la parte superior bien centrada. Hacemos un lazo para poder colgarla.

La peinamos bien y… ¡ya está terminada nuestra preciosa hada!!

Como veis, sobra mucha lana que nos podrá servir para otras creaciones.

IMG_0088

Espero que os animéis a hacer una y que os hayan resultado sencillas las explicaciones.

Contadme y enviadme fotos de las vuestras cuando las tengáis. Y gracias por vuestra atención.