Emociones

img_8348

A lo largo de varios meses hemos intentado aprender a identificar las seis emociones que considero más fáciles de entender para niñas y niños de estas edades: Amor, Alegría, Calma, Tristeza, Miedo e Ira (luego comprobé que son las mismas que aparecen en el libro “El monstruo de colores”).

Para ello, busqué distintos proyectos relacionados con el tema y el que más me gustó fue el Proyecto Emocionario Musical de Aula de Elena que está basado en el Emocionario de la editorial Palabras Aladas.

Este proyecto musical me dio la idea de trabajar las emociones a través de la Música, parte fundamental del ser humano y que considero imprescindible para el desarrollo de la persona.

Sin embargo, decidí hacerlo de manera diferente y, como no me gustaban demasiado las obras musicales elegidas (esto de la Música es algo muy personal) elegí otras piezas que me hacían sentir esas emociones de manera más clara y directa.

Tampoco las imágenes del Emocionario me satisfacían demasiado así que pensé que ésta sería una buena ocasión para introducir obras de Arte pictóricas en clase, no sólo de pintores conocidos, sino también de pintoras desconocidas hasta para mí.

Y, a través del Arte, había que relacionar también las emociones con los colores y por ello investigué sobre la teoría y psicología del color para aprender cómo nos hacen sentir  a la mayoría de las personas.

Con todo esto, pensé y programé cómo iba a “trabajar” las emociones en clase y decidí seguir los siguientes pasos:

1.- Escuchamos la pieza musical seleccionada, con la espalda en la tarima y los ojos cerrados.
Una vez terminada la pieza, nos sentamos y expresamos cómo nos ha hecho sentir, qué hemos pensado o qué hemos imaginado


2.- Pintamos lo que nos ha hecho sentir la música (sólo con las piezas que sugieren Amor, Alegría y Calma) escuchándola de fondo, muy bajita.


3.- Vemos las obras de Arte que he elegido y que están relacionadas con la emoción y hablamos sobre lo que interpretamos y nos transmite cada una.
Después de hablar sobre ellas, les digo el título de cada una y el nombre de la autora o autor, y también de la composición musical.


4.- Relacionamos la pieza musical y las imágenes con una emoción que conocemos y decimos su nombre.

5.- Hablamos sobre situaciones en las que sentimos esa emoción y la definimos (solamente el Amor, la Alegría y la Calma)

6.- Decimos de qué color creemos que es esa emoción (luego les explico con qué color se identifica cada una según los estudios de la Psicología del color)

7.- Hacemos un dibujo que demuestre lo que significa para cada cual esa emoción y escribimos su nombre. Con estos dibujos haremos nuestro “Libro de emociones”


8.- Elegimos una de las obras de Arte para representar cada emoción y exponerla en clase.

9.- Al terminar de “trabajar”  todas las emociones, dibujamos  seis caras que las expresan.

 

Por último, para no dejar este trabajo “olvidado”, cada niña y niño tendrá una tarjeta con su foto y podrá colocarla sobre la imagen que refleje la emoción que siente al llegar a clase y al marcharse, o en algún momento puntual que lo necesite.

 

Las piezas musicales y obras de arte que elegí fueron las siguientes:

1.- AMOR
Pieza musical: “A comme amour”, Paul de Sennevill
Obras de arte: “La cuna”, Berthe Morrisot
“El beso”, Gustaf Klimt
“Comida de mediodía en el jardín”, Anne Archer
“Niña con gato”, Emilio Longoni
“Amor incondicional”, Luiso García
“Tulipán rosa”, Georgia O’Keeffe
“Nepenthe”, Helen Frankenthaler
“Amor”, Maricel Rodríguez Clark (emocionario)

2.- ALEGRÍA
Pieza musical: “Primavera”, Vivaldi
Obras de arte: “Niños comiendo una empanadilla”, Bartolomé Esteban Murillo
“Inline jumbo”, Helen Frankenthaler
“Baile de la Alegria” Miguel Óscar Menassa
“Corriendo por la playa”, Joaquín Sorolla
“Hojas amarillas con margarita”, Georgia O’Keeffe
“La vendimia”, Francisco de Goya
“Le Moulin de la Galette”, Pierre-Auguste Renoir
“Alegría”, Bela Oviedo (emocionario)

3.- SERENIDAD/CALMA
Pieza musical: “Sonata Claro de Luna”, Beethoven
Obras de arte: “Flor blanca y azul”, Georgia O’Keeffe
“Pensamiento verde en una sombra verde”, Helen Frankenthaler
“Summertime”, Mary Cassatt
“Muchacha en la ventana”, Salvador Dali
“Sol naciente”, Claude Monet
“Tarde de domingo”, Georges-Pierre Seurat
“Noche estrellada”, Vincent Van Gogh
“Serenidad”, Gabriela Thiery (emocionario)

4.- TRISTEZA
Pieza musical: “Adagio in G menor”, Albinoni
Obras de arte: “Mariana de Austria”, Diego Velázquez
“Diego y yo”, Frida Khalo
“Cuentos de Genji III”, Helen Frankenthaler
“Pirotecnia gris”, Helen Frankenthaler
“Árbol primaveral 2”, Georgia O’Keeffe
“Tristeza”, Oswaldo Guayasamin
“Retrato de un filósofo”, José de Rivera
“Retrato del Dr. Gachet”, Vincent Van Gogh
“Tristeza”, Javier Burgos (emocionario)

5.- MIEDO
Pieza musical: “Tocata y fuga”, Johann Sebastian Bach
Obras de arte: “Miedo”, Jean-Baptiste Greuze
“Árboles otoñales”, Georgia O’Keeffe
“Guernica”, Pablo Picasso
“Carrusel”, Helen Frankenthaler
“Miedo”, Agustina Galarraga
“El grito”, Evard Munch
“Miedo”, Oswaldo Guayasamin
“Miedo”, Patricia Fitti (emocionario)

6.- RABIA/IRA
Pieza musical: “Noche en el monte pelado”, Mussorgsky
Obras de arte: “Ira”, Luiso García
“Autorretrato”, Leonor Fini
“Ira”, Danielle Konopka
“Lirio rojo”, Georgia O’Keeffe
“Desfiladero”, Helen Frankenthaler
“Ira”, Ariel Gulluni
“Ira”, Anita Alsath
“Ira”, Romina Biassoni (emocionario)

 

CONCLUSIONES:

El trabajo realizado me ha hecho ver que, o bien  es demasiado pronto para que muchas niñas y niños aprendan a identificar y distinguir algunas de las emociones, o bien hay que trabajar la inteligencia emocional desde mucho antes y de una forma distinta.

Había quienes ni siquiera escuchaban la música y podían llegar a decir que se imaginaban jugando tranquilamente en la playa mientras escuchaban la Tocata y Fuga de Bach aunque quienes tenían mayor sensibilidad en seguida sentían la emoción de la que se trataba.

Las imágenes en seguida les ponían sobre la pista de qué emoción transmitían. A las niñas y niños hoy en día se les acostumbra desde bebés a que todo les llegue a través de imágenes y dejamos poco espacio a la imaginación (por eso la importancia de contar cuentos de viva voz sin apoyo visual – pero esto es tema para otro momento).

Algo que me llamó mucho la atención fue que las personas más espontáneas solían “acertar” con el color identificativo de cada emoción: cuando les pregunté de qué color es el Amor, quienes querían “acertar” con la respuesta y quienes sufrían mayor influencia de los estereotipos sociales, respondían “rojo”; sin embargo, quienes tenían mayor espontaneidad o “inocencia”, respondieron “rosa”, entre otros.

Aunque no estoy muy satisfecha por los resultados obtenidos, sí hay una razón por la que creo que ha merecido la pena realizar esta actividad y ha sido cómo se han acercado al Arte y a la Música y han descubierto y disfrutado la belleza de ambas expresiones innatas del ser humano.