Compartiendo y aprendiendo con nuestrs mayores

Después de haber ido dos años consecutivos a la Residencia de Mayores Mª Ángeles Bujanda, en Navidad, a cantar villancicos, a mi compañera Yobana se le ocurrió que podríamos realizar un proyecto continuado para que peques y mayores compartieran más momentos enriquecedores e hicieran cosas en común, porque siempre hay algo nuevo que aprender…

Así que contactamos con Dioni, la animadora de la residencia, y, como le encantó la idea, nos pusimos manos a la obra.

Las lluvias han retrasado nuestros encuentros pero ya hemos celebrado dos.

Para un primer contacto, decidimos que era mejor que fuéramos nosotras con nuestras clases a la Residencia y participar allí, con las personas mayores, de la actividad que tuvieran y la fortuna quiso que el primer encuentro fuera a través de la Música.

Cuando llegamos, estaban expectantes y con gran ilusión y, además de recitarnos algunas poesías, nos enseñaron un juego infantil al que las personas mayores jugaban cuando eran peques, y nos invitaron a tocar uno de los temas que preparan en su taller musical.

Fue un encuentro realmente emotivo y emocionante…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy hemos tenido nuestro segundo encuentro y, esta vez, nuestras clases han sido las anfitrionas.

Estábamos muy nerviosas porque queríamos que todo estuviera bien para cuando llegaran y nuestra sorpresa ha sido enorme cuando, si bien esperábamos sólo a cuatro o cinco personas, nos han venido a visitar ¡doce residentes!!: Ángela, Crece, Pedrito, Pilar, Justa, Laureano, Isidro, Eladia, Isabel, Lucía, Carlos y Juan, y además Dioni, Mariví y las chicas de prácticas del taller municipal, Puerto, Ana y Cristina.

Nos han traído un regalo a cada clase, que han hecho en su taller de manualidades, y nos han enseñado otro juego infantil.

Yobana y yo queríamos hacer algo muy especial, así que decidimos invitarls a la sesión semanal de nuestro proyecto de Arte. Además, elegimos para el día de hoy a una pintora que pensábamos conocer dentro de un par de semanas pero que creímos que gustaría más que el pintor que habíamos programado con anterioridad para este día.

La pintora en cuestión es Anna Mary Robertson Moses, una de las pintoras estadounidenses más famosas del S. XX y que empezó a pintar a los 76 años. Esta mujer, que vivió hasta los 101 años, es un modelo a seguir para cualquiera pues nos muestra que para pintar, aprender y mejorar, no hay edad.

Después de presentar a la Abuela Moses (es así como se la conoce), hemos pintado, como hacemos siempre, intentando emular al o la artista que hemos conocido.

Una de las cosas más emocionantes de hoy, además de ver cómo peques y mayores compartían mesas, lápices y ceras y se concentraban en la pintura, ha sido escuchar a algunas personas decir que no habían pintado jamás y que habían disfrutado haciéndolo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin duda, ésta es una de las actividades más maravillosas que he llevado a cabo en toda mi carrera.

Gracias Yobana y Dioni por hacerlo posible.

2 respuestas a “Compartiendo y aprendiendo con nuestrs mayores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s